Noticia

Los ripios de Pilar Sánchez Vicente en la despedida de Christina

pilarEl pasado sábado, durante la cena de fin de temporada del Club, se comunicó a los jugadores y aficionados que se encontraban presentes en el Restaurante Savanna que la próxima temporada no estaría con nosotros Christina Klein defendiendo la portería del HOSTELCUR GIJÓN H.C. Allí, por parte de sus compañeras de equipo y del propio Club, se le hicieron unos regalos, pero además Pilar Sánchez Vicente se subió al escenario para recitar unos ripios compuestos para la ocasión, teñidos del buen humor al que nos tiene acostumbrados y que son una pincelada de lo que supuso el paso de Christina por el BIESCA, por el HOSTELCUR y por la ciudad de Xixón. Los ripios dicen así:

Corría el añu 2006

cuando nel Biesca Xixón

aterriza una portera,

alemana por más señes,

que encandila a la afición.

Christina Klein se llamaba

y fue nel campus de Grao,

faciendo una parrillada

cuando el Presi tuvo el placer

de darle la bienvenida,

sin saber que nestos años

faríase de la familia.

 

Llegó con Marta Soler

y venían las dos fieras

de competir en lo alto

de la Liga Portuguesa.

¡Era una comedia oila

chapurrear portugués

con fuerte acentu xermanu!

Llingua amestá a la que en breve

añadiría l’asturianu.

 

Porque ella integrose pronto,

pese a su imagen serena

cuando hay que salir de fiesta

apuntase la primera

y nunca la vi negase

a un culín… ¡ni a una botella!

 

Durante estos nueve años

diolo todo por el club,

entrenando a los porteros

y ganando pa la causa

con chuches a los pequeños,

que adoraben a Christina

–comu yera el casu d’Héctor-

y disfrutaben xugando

fueren ganando o perdiendo.

 

Siempre fue una golosona

y si queríen motivala

gritaben-y ¡¡Chocolate!!

cuando a la pista saltaba

que fue lo que-y dixo Dani

el primer día p’animala.

 

Tien la mi Chris una mata

de pelo, más que melena,

que doma debaxu’n gorru

y que nos dexó una anécdota

que val la pena contar:

Había ido a Cataluña

el nuestru equipu a xugar

y como diben con tiempu

quisieron dir a cenar,

menos la nuestra Christina,

que se quedó dientru’l coche

a echar la cabezadina.

Taba aparcaú el vehículu

nun parking de la ciudá,

ella reclinó l’asientu,

tapóse con una manta

y solo yera visible

de fuera el gorru de lana

tal cual parecía un bebé

que algún malpadre dexara

y taba a puntu morrer.

Eso fue lo que creyó

un matrimoniu que pasaba

y corrió a avisar al guardia

del sustu que se llevara,

creyendo vivir un casu

de Sálvame en directo,

menos mal que hubo suerte

aclarose el entuertu

y no dio en comisaría

la probe Chris colos huesos.

 

Del so cálter diznos otra:

en la copa de Coutrás

llegaron a los penalties

y a la xente, acoyonada,

temblaben-y hasta les pates.

No a la portera, no,

que patinó hasta la valla

y dixo a Fernando Sierra

mientras se –y reía a la cara.

“Esto ye una puta mierda

y nos vamo a ganala”

 

Con la Klein en la plantilla,

una imbatible portera,

ganó El Biesca la Ok Liga.

 

Y cuatro Copas de Europa

conquistarían las féminas,

aumentando el palmarés

dos Copas más de la Reina.

 

Y los reyes recibieron

a les reines de Xixón

y salimos al balcón

en Begoña 2009

p’abrir la Semana Grande

dando el pregón de les fiestes..

Y había que veles señores,

que felices les mis neñes,

que orgullo y satisfacción

pa todos los habitantes

de la Villa de Xixón,

sobre tóo pa les muyeres.

Grandes recuerdos nos dexes,

tantu cariñu te lleves.

 

Durante estos nueve años

siempre que nos la jugamos

estaba Christina Klein

defendiendo bajo palos

con fuerza, seguridad

y un empuje contagiosu

que animaba a les demás.

 

Pero no solo en la pista

su cometido cumplía,

en lo referente al club

y la peña Los Rodaos

-este es mi equipo,

esta es mi gente-

ella fizo los carteles,

logos, iconografía

diseñó les camisetes,

en fin, que ye una artista

y no solo en artes plásticas,

en gemes y orfebrería

que ye colo que la probe

pudo ganase la vida,

pues ya sabéis que los sueldos

de deportes minoritarios

anden tirando a pequeños.

La cosa ye bien cenciella:

tu das-y una semeya

y ella troquelala en plata

y faete la silueta

pa que la lleves colgada,

pué ser tamién un patín, stick

o lo que te venga en gana.

 

Que fuera portera hockey

mamolo desde pequeña,

pues fuera también porteru

su padre, el querido Hermann,

fan del Borussia de Dortmund

y amante de la cerveza,

que estuviera delles veces

de visita nesta tierra.

Como la fía, buen paisanu,

tan afable y campechanu

aunque no nos entendiera

que’l primer día lu adoptamos

y unu más del grupu era.

 

Destacaría de Christina

su sonrisa permanente,

su buen humor y su entrega,

sus palabras para todos,

la suavidad de su trato

y ese espíritu de lucha

que nos llevaría tan alto.

 

Te vas, pero no nos dexas,

porque nunca olvidaremos

ese pelo ingobernable,

esa carina risueña

y la huella que marcaste

no solo en tus compañeras

sino en todo el que trataste.

 

Nos diste mucho Christina,

vamos a echate de menos

y cuando tes n’Alemania

y la morriña te venza,

recuerda que te queremos,

deseámoste lo meyor

y siempre tendrás tu casa

nel Hostelcur de Xixón.

Deja un comentario