TELECABLE – TENIS 21-22

TELECABLE H. C. 5 - 5 TENIS SANTANDER
27 Feb 2022 - 12:00Mata-Jove

Lugar: Pabellón de Mata Jove
TELECABLE H.C. (5): Néstor de la Fuente, David Villamil, Dani Hoyos (1), Adrián Varela (1) y Sergio Souto (1) -e.i.- Jorge Fidalgo (2), Marcos Giménez y Ángel García.
R.S. TENIS DE LA MAGDALENA (5): Jorge Najera, Camilo Ramírez (1), Ignacio Sariego (1), Antonio Roces (1) y Pelayo Ramos (2) – e.i. – Alberto Menéndez, Roberto Pagazaurtundua y Raúl Rabadán.
Goles: 0-1, Ignacio Sariego (4’), 1-1, Sergio Souto (8’); 1-2, Pelayo Ramos (12’); 2-2, Adrián Varela (15’); 2-3, Pelayo Ramos (23’); 2-4, Antonio Roces (24’); 3-4, Jorge Fidalgo (31’); 4-4, Dani Hoyos (32’); 5-4, Jorge Fidalgo (33’); 5-5 Camilo Ramírez (46’).
Árbitro: José Carmena Ortega. Mostró tarjeta azul a Jorge Fidalgo
Espectacular partido el vivido en el pabellón de Mata Jove entre el cuarto y quinto clasificados, con alternancias en el marcador y empate final.
Se adelantaban pronto los cántabros en el marcador gracias al gol de Ignacio Sariego, pero no tardaba en ser contrarrestado por el gol de Sergio Souto. El juego era frenético, con ocasiones en una y otra portería, pero sería nuevamente el Tenis de Santander el que anotaba, tras un gran gesto técnico de Pelayo Ramos. No se venía abajo el cuadro asturiano y Adrián Varela volvía a restablecer la igualada. El alto ritmo del partido comenzaba a hacer mella en el físico de los jugadores y, a falta de dos minutos para el descanso, Pelayo Ramos volvía a poner por delante a su equipo. En los instantes finales, Jorge Fidalgo veía la cartulina azul y Antonio Roces no fallaba en la ejecución de la falta directa, poniendo el 2-4 en el marcador favorable al conjunto dirigido por María Fernández “Pulgui” con el que los jugadores se iban al vestuario.
Tras los diez minutos de descanso, ambos conjuntos volvieron a saltar a la pista con ímpetu, el Telecable H.C. se estiró en busca de la remontada y lo logró en apenas tres minutos, gracias a los goles de Jorge Fidalgo por partida doble y de Dani Hoyos, que ponían por delante a su equipo. La intensidad de juego de todos los jugadores era muy grande y las ocasiones se sucedían en una y otra portería, neutralizadas con gran acierto por los porteros, hasta que un disparo de Camilo Ramírez sorprendía a Néstor de la Fuente, colocando el empate a cinco en el marcador, con el que se llegaría al final del encuentro, no sin antes varias ocasiones que levantaron de sus asientos al público asistente.